Español

ATCC desentrana crimenes de Japon, peor secuestrador del mundo

Pyongyang, 23 de abril (ATCC) — La Agencia Telegrafica Central de Corea dio a la publicidad el dia 23 un largo comentario denunciando con datos el procedimiento de los reaccionarios japoneses quienes en estos tiempos encrudecen una campana contra la Republica Popular Democratica de Corea acusandola de nuevo del ya resuelto “problema del secuestro”.

Esta payasada deviene un reto frontal al pueblo coreano y la justicia internacional que demandan la liquidacion del pasado criminal de los imperialistas japoneses en ocasion del 60 aniversario de la derrota de estos en la Segunda Guerra Mundial, comienza el comentario y prosigue:

En estos dias, en el marco de sus maniobras para “internacionalizar el problema del secuestro”, los reaccionarios japoneses intentan organizar un “mega-mitin de ciudadanos” y lanzar una ofensiva publicitaria con algunos medios de prensa para insuflar a los japoneses la conciencia hostil a la RPDC.

Esta farsa parte de una intencion tan sucia de estos tipejos de recobrar la popularidad reducida a cero por el fracaso de sus intrigas y oponer el sentimiento popular de Japon a la RPDC -objetivo a escala nacional- y de aplacar el animo antijapones que crece disparadamente en los paises circunvecinos debido a las tentativas del pais-isla de hacerse miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y las maniobras niponas destinadas a tergiversar la historia -objetivo exterior-. Historicamente, Japon siempre fue danador en el rapto y sobran datos para probar los grandes casos de secuestro y arresto forzado cometidos en contra de la etica por Japon en Corea desde la Guerra Chino-Japonesa de 1894 hasta la Guerra del Pacifico y el final de la Segunda Guerra Mundial.

Segun archivos desclasificados en Japon, desde 1938 hasta 1945, los imperialistas japoneses secuestraron y arrestaron a punta de bayonetas a mas de 8 millones 400 mil coreanos inocentes.
En particular, a finales de la segunda conflagracion mundial, los adultos y jovenes coreanos debian ser reclutados obligatoriamente para el “trabajo forzado” y el “servicio militar”.

Algunos registros delatan que ascendieron a 417 mil 82 los reclutados, de entre, 240 mil 847 para las fuerzas terrestres y navales, 17 mil 664 “voluntarios” para las tropas terrestres, 4 mil 385 “estudiantes reclutados” y 154 mil 186 “civiles” al servicio de las fuerzas terrestres y navales, pero en realidad fueron mucho mas.

A causa de esta salvajada semejante a la caza de esclavos de la edad media, 7 millones 784 mil 839 coreanos fueron reclutados para el trabajo forzado sin saber ni siquiera adonde los llevaban y 200 mil coreanas se vieron obligadas a vivir como “consoladoras sexuales” para el ejercito japones, entre ellas figuraban tambien ninas de 10 anos y pico, muchachas y hasta mujeres casadas.

En una palabra, el secuestro y el arresto forzado devinieron un crimen de violencia de dimension supergrande que perpetro Japon combinando la coercion espiritual con la fisica, o sea, empleando metodos como el reclutamiento, detencion, engano, chantaje, intimidacion, estafa, etc.
Bastan estos datos para revelar a todo el mundo el verdadero aspecto de Japon, que es peor secuestrador del Orbe.

Tal macro-violacion de derechos humanos no es un asunto que uno puede encubrir con el paso del tiempo sino un problema politico muy serio y la tarea historica que debe solucionar sin falta el gobierno japones.

Para discutir este tema con la RPDC, en primer lugar, Japon debe liquidar cabalmente tales crimenes en detrimento del pueblo coreano.

El plagio es el habito congenito y modo de existencia de Japon, que es objeto de censura y burla de todo el mundo por su incapacidad de esclarecer un gran numero de casos de plagio registrados en su casa durante varias decadas posbelicas.

Hasta el momento, Japon tiene pendientes todavia mas de 400 casos de desaparecidos en la misma isla. Pues, carcome la sociedad japonesa el plagio de toda indole que se comete a plena luz del dia contra los ninos y las mujeres casadas.

Sin embargo, los atrevidos reaccionarios japoneses no cesan de orquestar farsas intrigantes del “rapto”, que solo ponen de relieve la condicion de su pais como peor secuestrador del mundo.
Al emitir a finales del ano pasado el “resultado del examen forense” sobre los restos mortales de Megumi Yokoda, Japon abogo por la supuesta teoria de “huesos ajenos” aduciendo un “documento”, al pie del cual no aparecian la firma del testigo presencial y el analista ni la estampa del organo que estuvo a cargo de examinarlos.

Pero, en estos dias, Japon cayo en una condicion muy incomoda por la revelacion sucesiva de los datos que confirman objetivamente lo manipulado de dicho resultado.

A citar un ejemplo de los incidentes del secuestro cometidos abiertamente por Japon contra los ciudadanos de la RPDC, bajo la tolerancia de las autoridades niponas, el “Fondo para el socorro a los refugiados norcoreanos”, conocida como entidad intrigante anti-RPDC de Japon, sedujo en 2003 a mas de una veintena de ciudadanos de la RPDC en la zona fronteriza de esta con China y los llevaron en secreto a Japon.

Este plagio devino otro flagrante atentado a la Constitucion de la RPDC y la ley internacional.

Es un metodo rutinario de Japon que si se reporta un desaparecido en el territorio japones, anuncia sin ton ni son que “no se puede descartar la posibilidad de que haya sido el Norte de Corea el autor del plagio” sin presentar ninguna prueba.

Por una parte, este pais isleno orquesta farsas intrigantes del “plagio” y por la otra, lo comete contra otras naciones y pueblos. Tomandolo en cuenta, resulta sumamente absurdo que Japon hablara en tono altisonante del “problema de secuestro” de alguien.
Toda vez que se le presentaba la oportunidad en las conversaciones a 6 bandas, Japon no la perdio para politizar el “problema del secuestro” que no tiene nada que ver con el motivo y el objetivo de esta cita.

Esta accion partio de una astuta intencion de encubrir su expediente criminal al convertirse del cruento danador a la pobre “victima” y evadir una vez por todas su responsabilidad por liquidar el pasado criminal.

Ademas, detras de estas desesperadas maniobras se halla un ambicioso proyecto de emplear este asunto para justificar la militarizacion y la conversion en una potencia militar y de activar la intervencion politico-militar de Japon en litigios regionales.

Aunque hablan mucho los reaccionarios japoneses del “sentimiento popular” supuestamente indignado por el caso de un punado de victimas japoneses del “secuestro”, esto no es nada en comparacion del “sentimiento” del pueblo coreano profundamente herido por los crimenes de Japon.

El “sentimiento popular” y el derecho a opciones no son cosas exclusivas de Japon y la RPDC tambien tomara medidas pertinentes si es necesario.

Por mucho que ellos se apelen a las brutales maniobras intrigantes con la carta del “problema del secuestro”, no conseguiran nada con ello.

Al contrario, solo complicaran la situacion y arrastraran a su pais a un abismo sin salida.

La RPDC nunca perdonara los crimenes del plagio cometidos por Japon de siglo en siglo y de generacion en generacion contra el pueblo coreano, sino ajustara sin falta la cuenta final de ello.

Image credit: https://www.flickr.com/photos/sheridansofasia/6043955762/

Related posts: