Español

AHC denuncia categoricamente a Japon y “Partido Hannara”

Pyongyang, 23 de junio (ATCC) — Con motivo del 40 aniversario de la suscripcion el 22 de junio de 1965 del vendepatria “convenio” Sur de Corea-Japon, la Asociacion de Historiadores de la Republica Popular Democratica de Corea dio a la publicidad el dia 22 un acta de denuncia al centenario expediente criminal de Japon y las acciones serviles a este del “Partido Hannara” surcoreano.

Estos cien anos devienen los anales criminales de agresion, saqueo y genocidio cometidos por el gangsteril Japon contra la nacion coreana, comienza el texto y prosigue:

El 17 de noviembre de 1905, los imperialistas nipones cercaron con un gran numero de gendarmes el Palacio Real de Corea e inventaron el leonino “Tratado de 5 puntos de Ulsa”, al pie del cual no aparecian la firma imperial de Kojong ni la selladura estatal.
A esto se anaden el “Tratado de 7 puntos de Jongmi”, el “Tratado de Anexion de Corea a Japon” y otros ilegales que fraguaron los imperialistas japoneses para agredir y colonizar a Corea, Estado soberano reconocido mundialmente.

Seguidamente ellos ocuparon a Corea con las fuerzas armadas y al practicar una brutal dominacion colonial sobre esta, perpetraron el barbaro genocidio contra los coreanos, las acciones para exterminarlos, el arresto forzado y el saqueo piratico acarreando asi incontables desgracias y sufrimientos a la nacion coreana.

En particular, masacraron a mas de un millon de coreanos, fraguaron la “historia de Corea” omitiendo hechos historicos de Corea antigua como la de Tangun (rey fundador de Corea), prohibieron el uso de la lengua y letras coreanas y hasta de apellidos y nombres propios de los coreanos. Ademas, destruyeron, excavaron y hurtaron centenares de ejemplares de reliquias culturales de la nacion coreana.

En lo que duro la ocupacion de Corea, arrestaron forzadamente a mas de 8 millones 400 mil jovenes y adultos coreanos para lanzarlos como carnes de canon a la guerra de agresion, convirtieron a 200 mil coreanas en esclavas sexuales y saquearon enormes recursos naturales, a citar algunos, cerca de 400 toneladas de oro, 17 millones 980 mil toneladas de hierro, 30 millones de metros cubicos de madera y 39 millones de toneladas de arroz, entre otros.

Aun despues del 15 de agosto (dia de restauracion de Corea), adhiriendose a la estrategia norteamericana de dominar a Asia, Japon sirvio voluntariamente de la brigada de choque en las maniobras de agresion a la RPDC. En particular, tomo parte activa en la guerra coreana desatada por los imperialistas yanquis en la decada de 1950 y una vez terminada esta, incurrio en la escalada de sus maniobras de nueva agresion a la RPDC.

De mal en peor, aun despues de publicada la “Declaracion Corea-Japon de Pyongyang”, los reaccionarios japoneses se afanaron en la campana anti-RPDC acusandola a porfiadas del ya resuelto “problema del secuestro”, aparte de los “problemas nuclear y de misiles”. Ademas, trataron de “legitimar” y “justificar” la historia de agresion de los imperialistas nipones a Corea en el pasado y sus actos criminales e insistieron en el “derecho de Japon a poseer la isla Tok”.

Por su parte, el “Partido Hannara” surcoreano cometio multiples actos vendepatrias pro-japon.

El entreguismo a Japon fue la caracteristica congenita de todas sus agrupaciones predecesoras, entre otras, el “partido liberal” al mando del titere Syngman Rhee, el “partido democratico republicano” del dictador de la “renovacion”, el “partido democratico por la justicia” de la “quinta republica”, el “partido democrata liberal” de la “sexta republica” y el “partido de nueva Corea” del renegado Kim Yong Sam.

Sobre todo, es un crimen de envergadura supergrande, merecedor de denuncias eternas, el del “partido democratico republicano” que al concertar el polemico “convenio” con Japon, vendio de pleno los intereses del pais y la nacion.

Los elementos pro-japoneses como Kim Jong Phil ni siquiera exigieron a la parte japonesa la invalidacion del documento original, que justifica la “anexion de Corea a Japon” hecha forzadamente por los imperialistas japoneses, la disculpa e indemnizacion por la dominacion colonial, cosas a las que debieron conceder primordial atencion en el proceso negociador. Solo se limitaron a mendigar apenas 500 millones de US$ a titulo de “fondo de cooperacion economica” a cambio de renunciar a su derecho de pedir la recompensacion

Cuando los japoneses rehusaron a devolver los bienes culturales saqueados al pueblo coreano, bajo el control trasero de EE.UU., esos vendepatrias pro-japoneses cerraron este problema con un “acuerdo”, segun el cual la parte japonesa debe devolver a la surcoreana en forma de “donaciones” solo una minima parte de esos patrimonios.
El caracter humillante y traidor del “acuerdo” Sur de Corea-Japon se percibe claramente en todos sus articulos.

El mas grave de todos los crimenes de esos tipejos revelados en el “convenio” en cuestion, es que pidieron de rodillas a Japon (este lo acepto) anotar en el tercer articulo la frase “el unico gobierno legitimo en la Peninsula Coreana es el surcoreano”, que es un engendro de la dominacion colonial de los imperialistas gringos sobre el Sur de Corea y la politica de division nacional.

De hecho, esta signado de altaneria del superior (Japon) y bajeza de los fantoches surcoreanos este protocolo que encubrio los escalofriantes crimenes del pais-isla sin cobrar debidamente el precio de la dominacion colonial de los imperialistas japoneses sobre Corea, que duro mas de 40 anos. Por esta razon, la concertacion de ese protocolo significo la reedicion de la humillante y vergonzosa historia del ano Ulsa (1905) y el segundo “Tratado de 5 puntos” del mismo ano.

Hasta hoy en dia, no hubo ningun cambio en la naturaleza pro-japonesa del “Partido Hannara”.

El fundador y primer “presidente” de esta agrupacion politica Ri Hoe Chang, durante su visita a Japon a comienzos de marzo de 2002, para adular a sus amos japoneses, no vacilo en tolerar la tergiversacion de la historia por estos al hablar de la supuesta “investigacion conjunta sobre la historia” y hasta urdio un tejemanejes de aplastar a la coterranea RPDC en contubernio con el pais isleno alegando que la “eliminacion de la amenaza de armas de destruccion masiva de alguien es lo medular de la cooperacion Sur-Norte de Corea”.

Tales acciones sumisas a Japon del “Hannara” siguen reportandose hasta hoy cuando llega al cielo el odio de toda la nacion coreana hacia los reaccionarios nipones.

De verdad, es una gran verguenza para la nacion coreana que entre sus integrantes existiera el “Hannara” que es el segundo “quinteto de Ulsa” (los cinco traidores que vendieron el pais a Japon en 1905).

Al fin y al cabo, el centenario expediente criminal de los imperialistas japoneses en detrimento de la nacion coreana y los crimenes vendepatrias y pro-japoneses cometidos por el “Partido Hannara” deben ser liquidados totalmente.

Image credit: https://www.flickr.com/photos/htsh_kkch/1269114562/

Related posts: