Español

ACNC comenta aplazamiento de traspaso de mando de operaciones en tiempo de guerra

Pyongyang, 8 de mayo (ACNC) — Durante la reciente visita del presidente norteamericano Obama al Sur de Corea, la banda de Park Geun-hye le suplico posponer nuevamente el traspaso del mando de operaciones en el tiempo de guerra cometiendo asi un crimen antinacional.

Los titeres surcoreanos dilataron por tiempo indefinido el traspaso de ese mando al ejercito surcoreano bajo el pretexto de que “eso debe ser realizado despues de perfeccionar el sistema de distinguir, detectar y atacar en etapa inicial las armas nucleares y los misiles del Norte de Corea (RPDC)”.
Al convertir el Sur de Corea en la eterna base militar de EE.UU. y en un foco de guerra, ellos tratan de agravar la tension de la Peninsula Coreana y el resto de la region del Nordeste Asiatico y fomentar la carrera armamentista.
El problema de traspaso del mando de operaciones se lo han buscado los mismos titeres surcoreanos cuando el traidor Syngman Rhee lo entrego a EE.UU. a principios de la pasada guerra coreana.
Si bien no nos preocupa ni un comino el aplazamiento de varios anos o un siglo, nos vemos obligados a comentarlo en vista de sus consecuencias negativas para la estabilidad de los habitantes surcoreanos y la region.
El traspaso del mando no es un simple problema de entrega y recibo de la autoridad militar sino el asunto importante relacionado con la dignidad y el derecho a la vida de los habitantes surcoreanos.
Durante mas de 60 anos, por culpa de EE.UU. apoderado del mismo mando militar, ellos tuvieron que servir como brigada de choque y carne de canon en la campana de enfrentamiento fratricida y la guerra de agresion.
Privados de las arterias politicas y economicas y hasta del mando militar, se vieron obligados a cubrir enormes gastos de mantenimiento de las tropas ocupantes y ser victimas de crimenes cometidos por estos agresores.
Por eso, la poblacion surcoreana lucho intensamente durante varios decenios por recuperar el mando hasta que su traspaso fuera programado para abril de 2012.
Pero, el vendepatria Lee Myung Bak lo prorrogo 3 anos mas y los compinches de Park acordaron retrasarlo esta vez por tiempo indefinido.
A cambio de eso, la banda de Park asumio el compromiso de comprar los armamentos de guerra de EE.UU. que daran fabulosas ganancias a los mercaderes de guerra, pagar mas gastos de mantenimiento de tropas yanquis en suelo surcoreano e incorporarse al sistema de defensa antimisiles de EE.UU.
?En donde se puede encontrar a una vendepatria como Park, que insatisfecha con entregar a las fuerzas extranjeras el mando militar, mendiga la dilacion de su devolucion y regala hasta fabulosos fondos preparados a costa de sangre y sudor del pueblo?
Debido a la dilacion de traspaso del mando, el Sur de Corea se sometera al dominio politico, militar y economico mas fuerte de EE.UU. y los surcoreanos sufriran mas perdidas debido a las acciones agresivas de fuerzas foraneas.
Para colmo, el aplazamiento tuvo lugar cuando todo el suelo surcoreano estaba de luto por el hundimiento del barco “Sewol”.
La realidad demuestra que sin castigar a Park, los habitantes surcoreanos no podran liberarse del destino de esclavo colonial ni evitar el desastre nuclear.
Toda la nacion coreana liquidara las cuentas de los actos criminales antinacionales de la horda de Park Geun-hye.

Image credit: https://www.flickr.com/photos/taver/15310669965/

Related posts: