Español

Japon no puede ocultar caso de asesinato de emperador coreano por envenenamiento, comenta ACNC

Pyongyang, 21 de enero (ACNC) — Ya pasaron 97 anos desde cuando los imperialistas japoneses asesinaron con veneno al emperador del gobierno feudal coreano Kojong.

En aquel entonces, los imperialistas japoneses se valieron de todos los medios y metodos para legitimar el “Tratado de Cinco Puntos de Ulsa”, producto de la politica colonial sobre Corea, pero no pudieron hacerlo por la oposicion del emperador Kojong quien dijo que “no puedo tolerar, aunque muera, este tratado que significa el arruinamiento del pais”.
El caudillo japones en la agresion a Corea, Hirobumi Ito, conocia bien que el “Tratado de Cinco Puntos de Ulsa”, trazado de manera fraudulento, podia entrar en vigencia despues de ser revisado y firmado por el emperador Kojong.
Kojong desarrollo a puertas cerradas las actividades diplomaticas por invalidar el “tratado”.
En la II Conferencia Internacional para la Paz efectuada en 1907, Ri Jun y otros dos enviados especiales de Kojong revelaron la invalidez del “Tratado de Cinco Puntos de Ulsa” y el crimen de Japon que violaba brutalmente la soberania de Corea.
Japon tomo este caso como motivo para arrebatar completamente la autoridad del emperador coreano. Hirobumi Ito trazo el complot para deponer a Kojong diciendo injustamente que resulta un insulto a Japon el envio del enviado especial del gobierno coreano, que “concedio” su diplomacia a Japon, a la conferencia internacional sin ganar la permision del “gobernador” japones.
El 22 de enero de 1919, enveneno a Kojong de 67 anos y asesino cautelosamente a sus dos sirvientas que lo vieron.
El secreto de este crimen fue revelado por la “Segunda Declaracion de Independencia”, publicada en 1921 por el “Gobierno Provisional” en Shanghai de China, y por el mensaje personal del rey Uichin, hijo ilegitimo de Kojong.
Segun el diario de Yuzaburo Kuratomi, funcionario de la Oficina Real de Japon en 1919, que fue publicado hace unos anos en un seminario academico internacional, el primer “gobernador general japones” en Corea, Terauchi, mando a Hasekawa a matar con veneno al emperador Kojong que no reconocia el “Tratado de Cinco Puntos de Ulsa”.
Este crimen resulta una flagrante violacion de la soberania de Corea, un terror de Estado sin precedente y un insulto intolerable al pueblo coreano.
Todos los crimenes cometidos por el imperialismo japones durante el periodo de su ocupacion del territorio coreano, sin excepcion alguna, son los tremendos crimenes de lesa humanidad.
Sin embargo, lejos de reconocer la culpabilidad estatal y legal por sus crimenes de guerra y de lesa humanidad incluso el caso de esclavitud sexual para el viejo ejercito japones y hacer la disculpa e indemnizacion merecidas, el pais isleno dice que “el problema de consoladoras se resolvio finalmente”.
Japon arresto a 200 mil coreanas y otras mujeres de varios paises del mundo como esclavas sexuales para el viejo ejercito japones.
Hace poco, Japon “acordo” con el Sur de Corea no referirse mas al crimen de esclavitud sexual con la insustancial “disculpa” y el pago de pocos fondos. Es el producto de regateo politico que da espaldas a la justicia internacional y justa demanda de las victimas.
Japon debe hacer reflexion sincera sobre sus tremendos crimenes cometidos contra la nacion coreana, pedir la disculpa y hacer la indemnizacion merecida y dejar de sumarse a la campana anti-RPDC de EE.UU.

Image credit: https://www.flickr.com/photos/edelweisscoins/15470193769/

Related posts: