Español

ACNC denuncia la posicion humillante de Sur de Corea a Japon

Pyongyang, 19 de junio (ACNC) — En su reciente visita a Japon, el presidente de la Asamblea Nacional del Sur de Corea, Jong Se Gyun hablo del “desarrollo de las relaciones maduras de acompanantes con vistas al futuro” entre el Sur de Corea y Japon.

?Seria posible hablar de las “relaciones con vistas al futuro”, haciendo vista gorda de los inauditos crimenes de Japon que niega la liquidacion de los crimenes del pasado como el problema de esclava sexual, delito estatal de pesima calana contra el pueblo coreano?
Lo comprueban los disparates malsanos del secretario en jefe del Partido Democratico Liberal de Japon, Nikai, quien visito el 10 de junio el Sur de Corea en calidad del enviado especial del premier japones Abe.
En su recorrido por las localidades surcoreanas, Nikai insulto y chantajeo a los habitantes surcoreanos que demandan las renegociaciones del “acuerdo” sobre el problema de esclavas sexuales para el viejo ejercito japones, diciendo: “vamos a llevarnos bien sin pelear por cosas insignificantes” y “hay que eliminar a los que traman artimanas”.
Estas locuras arrogantes insultan a los habitantes surcoreanos que exigen cancelar el “acuerdo” del problema de esclavas sexuales de caracter humillante firmado con Japon por la banda de Park Geun-hye y a toda la nacion que quiere saldar cuenta de todos los crimenes del pasado cometidos por el imperialismo japones.
Al decir sobre el “acuerdo” es un documento traidor y de vendepatria que la banda de Park exonero a Japon del crimen de esclavas sexuales a cambio de un punado de dinero.
Por esta razon, las victimas de esclavas sexuales, los habitantes surcoreanos y todos los coreanos lo condenan y repudian unanimemente y las voces de su cancelacion se alzan cada dia mas.
No es casual que la ONU y otras organizaciones internacionales cuestionen el caracter ilegal y de lesa humanidad del “acuerdo” e insistan en su invalidez.
Sin embargo, Japon calumnia estas insistencias justas del interior y exterior como “camarilla de los que traman la artimana” y un “punado” e instiga su “exterminacion”, exponiendo la barbaridad, astucia y crueldad propias de los islenos.
Abolir totalmente el “acuerdo” sobre el problema de esclavas sexuales para el viejo ejercito japones, uno de los males dejados por la horda de Park Geun-hye, y recibir la disculpa e indemnizacion de Japon, son la unanime exigencia de toda la poblacion surcoreana y todos los coreanos.
En lugar de cuestionar los actos arrogantes de los reaccionarios japoneses, las autoridades surcoreanas mendigaron a los reaccionarios islenos la “mejora de relaciones” obedeciendo a ellos, lo cual constituye un acto intolerable que insulta a las victimas de esclavas sexuales y encubre los crimenes ensangrentados cometidos en el pasado por los imperialitas japoneses.
Tal postura humillante a Japon instigara solo la ambicion de reagresion de los reaccionarios japoneses que dan acicate a la expansion al ultramar tras liquidar con un poco de dinero sus crimenes de esclavas sexuales, en lugar de pedir disculpas y hacer indemnizacion por sus crimenes contra la nacion coreana.
Esta posicion de las actuales autoridades surcoreanas es igual a repetir la trayectoria projaponesa de la horda de Park Geun-hye.
Ahora, se hace mas fuerte que nunca la aspiracion de todos los coreanos de abrir el camino de la reunificacion independiente con las fuerzas unidas de todos los coreanos. En este momento, las autoridades surcoreanas hablan de la “amenaza nuclear del Norte (de Corea)” en contubernio con las fuerzas ajenas, lo cual constituye una imperdonable locura de confrontacion fratricida.
Es una tonteria la conspiracion con los enemigos jurados de la confrontacion fratricida en el momento en que ambas partes coreanas deben unir las fuerzas a fin de frustrar las tentativas japonesas destinadas a convertirse en la potencia militar y su ambicion de reagresion a la Peninsula Coreana.
Las autoridades surcoreanas deben sacar la leccion del destino tragico de la camarilla de Park Geun-hye, dimitida al cabo de recurrir a los actos proyanqui y projapones y la confrontacion fratricida, y recobrar el espiritu de independencia nacional y el ideal: “Entre nosotros, los connacionales”.

Image credit: https://www.flickr.com/photos/htsh_kkch/1269488449/

Related posts: